Escrito por Tendenzias

Cómo elegir el tinte de pelo

Nos encontramos ante decenas de colores diferentes de tinte de pelo y no nos decidimos. Podemos pasarnos media hora escogiendo una caja y luego otra. A la modelo que observamos en la caja del tinte le favorece el tono del cabello pero, ¿y a nosotras nos quedaría bien? ¿Nos quedaría igual que a ella? ¿Cómo saberlo?

No, no nos quedaría igual. El tono que observamos en la caja no equivale al color que obtendríamos nosotras, pues depende de nuestro color natural. Todos los tintes nos proponen hacer una prueba, con un mechón, antes de teñirnos todo el pelo, y de esta forma podríamos determinar si el color nos gusta o no.

Recuerda: el tono que te quedará será, por lo general, más oscuro del que se muestra en la caja.

 

Tampoco podemos coger una caja u otra como si hiciese milagros o como si estuviésemos soñando. Si nuestro color de cabello es moreno, no nos volveremos rubia de la noche a la mañana. Para realizar este cambio de color tendríamos que contar con la ayuda de un profesional para eliminar nuestro color natural (decolorárnoslo) y, una vez realizado este paso, teñirnos.

Además, si tu tono de pelo es oscuro y te lo tiñes a un color claro, podrías terminar con cabello naranja. Es preferible cambiar dos tonos de color para obtener el color que deseas; no más, pues es una decisión demasiado arriesgada.

No te olvides de tus cejas. Si son oscuras, te favorecerá más un tinte oscuro. Si son rubias, es mejor un tono claro.

Por último, es importante tener en cuenta que el tinte nos daña el cabello, y si nos teñimos del mismo tono es preferible teñirnos únicamente las raíces para proteger nuestro pelo.

PeinadosRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos